Cirugía prostática de mínima invasión

La cirugía prostática representa uno de los procedimientos más comunes en la consulta Urológica. Tanto para patología benigna como para el cáncer de próstata.

Básicamente se dividen en procedimientos abiertos o convencionales y los mínimamente invasivos. En el primer grupo encontramos la adenomectomía, que consiste en la enucleación prostática abierta de la glándula próstática en el contexto benigno, y la prostatectomía radical, que consiste en la resección completa de la próstata en el caso de cáncer.

Las cirugías mínimamente invasivas, son como su nombre indica, procedimientos que no requieren de la realización de cortes o aberturas grandes en el cuerpo. Habitualmente se utilizan orificios naturales para lograr una recuperación más rápida y menos sintomática de los pacientes. Abarcan una gama de procedimientos muy amplia, desde los abordajes por laparoscopia, hasta la RTUP (Resección transuretral de próstata), cirugía LASER de próstata, entre otros.